Curiosidades

jueves, octubre 26, 2006

¿Quinta República?

En los últimos años, se ha hablado mucho acerca de la existencia de la Cuarta y de la Quinta República. Se hace referencia a que en el país, después de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, se inició una nueva república: la Cuarta; y que, después del arribo de Chávez a la presidencia y de la puesta en práctica de la Constitución de1999, se inició una nueva república, la cual llaman Quinta República. Sin embargo, no existe ni ha existido una Cuarta y mucho menos una Quinta República, pues para que haya un cambio de república se tiene que acabar la que hay en el momento, tienen que darse cambios estructurales; no basta con un cambio de ordenamiento jurídico.
En la historia de Venezuela ha habido únicamente tres repúblicas: la primera se inició el 5 de julio de 1811 con la Declaración de la Independencia de Venezuela, con el arribo al poder de los patriotas (los matuanos como Bolívar) y con la promulgación de la primera constitución del país: la Constitución de 1811. Inmediatamente, los realistas (los que estaban en contra de la independencia) comenzaron una lucha armada contra los patriotas; la cual hizo que, en 1812, el bando realista, al mando de Monteverde, derrotara a los patriotas, acabándose así la Primera República. A partir de ahí, Venezuela vivió en constantes enfrentamientos hasta que, en agosto de 1813, Bolívar logró el triunfo e instauró la Segunda República, la cual duró poco tiempo y, en 1814, este segundo intento fracasó nuevamente; quedando el país en manos de los realistas. Desde 1814 hasta 1821, con el triunfo definitivo de los patriotas en la Batalla de Carabobo, el país estuvo sumido en continuas guerras civiles. Después se formó la Gran Colombia, la cual se mantuvo hasta 1829. Con la separación de Venezuela de la Gran Colombia, Páez toma el poder del país y, en 1830, promulga la Constitución de 1830; formándose así la Tercera República, la cual se ha mantenido hasta nuestros días, pues, a pesar de que ha habido cambios de la Constitución, no se han producido cambios lo suficientemente drásticos como para hablar de la pérdida total de la República.